Asma

Asma, 100% controlable

El asma es una enfermedad crónica que inflama los bronquios y se caracteriza por problemas respiratorios recurrentes.

 

El asma es un trastorno en el cual las vías respiratorias se inflaman lo que provoca que se estrechen y por lo tanto exista una disminución en el flujo de aire que ingresa y sale por los pulmones; esta enfermedad se caracteriza por ataques de diferente duración en lo que existen sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

 


Los síntomas pueden presentarse varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

 

Este padecimiento es más común en los niños y se ha observado que un ataque de asma puede desencadenarse por una gran variedad de agentes, entre ellos:

 


Alérgenos, que son sustancias a las que algunas personas son alérgicas, tales como el polen, algunos alimentos, el polvo casero, moho, plumas o la caspa animal.

 

También influyen los irritantes en el aire como, el polvo, humo de tabaco, gases y olores; las infecciones de vías respiratorias como la gripe, los resfríos, irritación de la garganta, bronquitis.

 

Otros factores que contribuyen a padecer crisis de asma son el estrés emocional, como el miedo excesivo o la excitación o angustia, y el aire muy frio, tiempo ventoso o los cambios bruscos de temperatura.

 

Esta enfermedad no tiene cura por lo que el tratamiento busca controlar los síntomas y mantener el buen funcionamiento de los pulmones, lo que mejora la calidad de vida del paciente; en algunos casos se utilizan medicamentos que pueden inhalarse o ingerirse.

 

Fuentes:
http://www.spps.gob.mx/